Azul

Siéntete inmensa, siéntete azul, como si fueras parte del cielo. Aprende a decir no, aprende a decir sí y llévate el mundo por delante. Que no te intimide que alguien sepa más, que no te intimide que alguien sienta más; tú puedes luchar aún más que ellos. Tu paso puede ser más corto pero tu perseverancia te hará llegar más lejos.
¿Ves aquellas sombras allá adelante? Tendrás que atravesarlas. No las podrás esquivar. Pero mira, mira hacia atrás. Mira todas esas sombras gigantes que ya pasaste. Si pudiste con esas, ¿por qué no podrías con las que van a venir?
Siéntete inmensa, siéntete azul, como si fueras parte del océano. Sueña y arrastra con todo lo que esté a tu paso. Aprovecha las oportunidades y deja atrás lo que no te hace sentir azul. La vida es una sola y cada momento tiene su lugar. Si no funcionó hoy, lo hará mañana y si no funciona más, déjalo ir. No cargues con nubes que solo traerán tormentas y huye de los barcos pesqueros que quieren hacerse con lo que no es suyo.
Si entente inmensa, siéntete libre, y con el derecho de cumplir con eso que sueñas. Que nadie te obligue a ser quien no quieres ser.

Previa a la (Mini) Mega Maratón de Escritura UY

Después del éxito que tuvo la #MMEUY, los organizadores lanzan una edición especial de vacaciones bajo el hastag de #MiniMMEUY y yo no dudo en sumarme.

La mini mega maratón de escritura se realizará del 1 al 15 de enero y tendrá diferentes categorías como la vez pasada, pero esta vez acordes a la ocasión. Para esta maratón decidí hacer el objetivo de escribir 10k palabras pero como tengo que estudiar para exámenes, voy a tomármelo tranqui y sin presionarme.
Diez mil palabras de ProyectoOscuridad, serían más de seis capítulos ya que cada capítulo tiene alrededor de 1500 palabras, pero con sumar seis capítulos más en 15 días, estaría más que satisfecha.

Después de un #NaNoWriMo19 fallido, tengo muchas ganas que empiece la mini mmeuy para poder avanzar con la novela. Creo que va a ser un buen empujón para comenzar el 2020 y también me hace feliz organizar para volver a escribir con gente que admiro mucho.

¿Ustedes se van a sumar? Sí es así, les deseo mucha suerte. Recuerden que lo que importa es disfrutarlo, ya sea si escriben 20 palabras, o 20 mil.

Mi retiro de escritura

Estuve unos meses deseando tener esta experiencia, así que aproveché el casi final de semestre para llevarla a cabo. Mi plan era tener un fin de semana alejada de las redes, alejada de mi casa y solamente en compañía de mí misma.
Si bien en un principio este deseo no tenía que ver directamente con la escritura, en un momento me di cuenta de que era una forma genial para poder concentrarme, relajarme y dejarme llevar sin preocuparme de nada.

Así que hoy les vengo a contar lo que fue mi experiencia.

Las redes
Sin duda el 80% de mi productividad se lo debo a no haber tenido contacto con las redes en alrededor de 30 horas seguidas. Si bien el TOC igual me hacía agarrarlo y mirar si habían notificaciones (a pesar de que las había desactivado todas), retomaba la escritura rápidamente al no tener con qué distraerme.


La inspiración
Tenía miedo de que ponerme la presión de "tener que escribir" me bloqueara a pesar de las ganas. Por suerte no pasó. Si bien a veces paraba, daba vueltas para saber cómo seguir, hablaba conmigo misma o me ponía a escuchar canciones que me dieran ideas, la inspiración nunca me faltó. Logré tener un ambiente visualmente relajante, con música agradable de fondo y tenía varios sitios para sentarme e ir cambiando de posición y de vista a lo largo de las horas para no sentirme estancada.

Mis actividades
Si bien mi actividad principal en esas horas fue escribir, también me tomé tiempo para mí. Miré capítulos de alguna serie mientras cenaba, miré una película navideña en una merienda y dormí una siesta como hacía meses no dormía.
Me llevé mi Kindle pero al final no leí nada; cuando me alejaba de la escritura, lo que menos quería era seguir viendo más letras.
Por momentos me sentía con un poco de culpa. "Aprovechá a escribir" me decía una vocecita en mi cabeza, pero viéndolo en perspectiva, también esos breaks me ayudaron a avanzar.

Conclusión
Fue una experiencia genial, relajante y que me sirvió como gran empujón para poder retomar la escritura espero que a diario. En ese día y medio solo para mí, logré escribir casi 7 mil palabras lo que equivalen a 4 capítulos completos. ¿Podría haber escrito más? Sí, pero tampoco quería que me generara una obligación y terminar más estresada de lo que empecé, así que logré un equilibrio entre la productividad y la procastinación.
No creo que sea algo que vaya a repetir en un futuro inmediato, porque a pesar de que la pasé bien, al final terminé extrañando mi casa, mi familia y mi rutina.

Mi ritual de escritura (Authortag)

Me puse a buscar un tag de escritura para hacer y encontré Mi ritual de escritura de Jennifer Moraz y me dieron muchas ganas de hacerlo.


¿Cuándo escribes?
Cuando tengo tiempo, sería la respuesta más honesta. Hace poco intenté armarme una rutina de escritura, dedicándole una hora más o menos antes de acostarme, pero cuando la facultad me aprieta mucho, no lo puedo cumplir.

¿Cómo te aíslas del mundo exterior?
En el momento que logro concentrarme, me aíslo automáticamente aunque alguien me hable o haya ruidos alrededor, pero a veces es difícil llegar a ese punto.
Antes de empezar a escribir, suelo ambientar el lugar lo más posible para generar un lugar de relajación y pongo música instrumental tranquila para acompañar el tono de la historia. Con esas cosas, suelo concentrarme mejor y aislarme del mundo.

¿Cómo revisas lo que hiciste días anteriores?
Si voy a seguir con un capítulo nuevo, no reviso hacia atrás, tengo todo lo que necesito en la escaleta. En cambio si quedé por la mitad, suelo leer desde el principio del capítulo para ponerme en la piel del personaje y avanzar.

¿Qué canción te gusta escuchar cuando te sientes poco inspirada?
Depende del WIP o de lo que quiera escribir, pero una canción que siempre me inspira es High Hopes de Kodaline.

¿Qué hacés para luchar con el bloqueo escritor?
No lucho, lo dejo pasar. Esto no quiere decir que no me genere frustración, pero no vivo para escribir, escribo para vivir; y si escribir no me da vida, no lo hago.

¿Qué herramientas usas cuando escribes?
Hasta hace poco usaba Word y Excel, pero decidí probar Scrivener y quedé fascinada con los niveles de organización y claridad que podía tener en una sola herramienta. Igual sigo teniendo un cuaderno junto a un montón de hojas esparcidas por el mundo con anotaciones e ideas porque pienso mejor en papel.

¿Qué consideras imprescindible para una sesión de escritura?
Mi notebook por que ahí tengo todo lo que necesito y conexión a internet para poder documentarme todo el tiempo.

¿Cómo te alimentas durante tu sesión de escritura?
Esta pregunta me da mucha gracia por la importancia que se le da a la comida (y no podría estar más de acuerdo). Nunca puede faltar el té y la comida depende de la hora a la que escriba o cuanto le dedique. Cuando nos juntamos a escribir con amigas, las roscas, galletas y cosas ricas nunca faltan (ni sobran).

¿Cómo sabes cuándo una historia ha terminado?
Al ser mapa y tener el camino marcado, es fácil saber cuando estás en la escena final pero el saber cuándo parar de corregir, de agregar o quitar y decir "ya está", creo que nunca lo sabré.


Me gustó mucho este tag y espero ustedes lo puedan hacer. No nomino a nadie pero sí me gustaría que tal vez Claudia Córdoba pueda hacerlo en su canal en algún momento. Si ustedes lo hacen, ¡déjenme el link en los comentarios para ir a verlo!

Mi segundo NaNoWriMo



Unos meses atrás hubiera dicho "no, ni loca" ante la pregunta «¿este año vas a participar en el Nanowrimo?» pero cada día se acerca más la fecha, y cada día estoy más segura de que voy a participar.

El año pasado en el Nanowrimo 2018, nació #ProyectoOscuridad. Pasaron muchas cosas en el medio; la historia cambió, tuve que investigar mucho y encararla diferente. Pero la novela aún no está terminada, así que usaré el Nano de este año para avanzar.

No tengo el objetivo de alcanzar las 50 mil palabras y hasta mitad de noviembre no sé cuanto pueda escribir con la cantidad de entregas que tengo, pero haré mi mayor esfuerzo para escribir casi todos los días.

La única meta que me propuse a principios de 2019, fue terminar de escribir (primer manuscrito sin corregir) Proyecto Oscuridad, y cada vez estamos más cerca del final (dah! obvio) y la historia aún no llega a la mitad. Aún no quiero creer que no voy a llegar, así que lo intentaré con más fuerza.

Si ustedes participan en el Nanowrimo de este año, ¡les deseo mucha suerte y les mando mucha fuerza!

Lo que me dejó la #MMEUY

A unos días de terminar la maratón de escritura, les vengo a compartir cómo terminó este mes y lo que me dejó esta #MMEUY.

La segunda mitad de mes, fue mucho menos productiva que la primera (a pesar de que la primera no fue tan productiva). Pude pasar momentos lindos, escribiendo con gente que quiero y admiro, que como comenté por twitter, esos encuentros no son momentos que más me permitan escribir pero sí me dan energía para luego seguir. También pude salir de un bloqueo que tenía en un capítulo y me estaba provocando mucha impotencia. Y no sé si hay mucho más bueno para contar...

Desearía que la maratón durara todo el año, pero también desearía tener más tiempo de vida para poder realmente dedicarle a la escritura. Con el nuevo inicio de semestre, tuve menos tiempo para escribir, y cuando tenía tiempo, muchas veces estaba cansada o desmotivada.

La peor decisión que tomé a finales de agosto (sin tener idea de las consecuencias) fue empezar a releer una novela que amé y que me inspiró a escribir #ProyectoLuz. Si no ven el problema, se los cuento: la novela que estaba escribiendo en la maratón era #ProyectoOscuridad, y ¿qué pasó cuando empecé a leer el otro libro? Mi mente cambió el chip y empecé a pensar más en #ProyectoLuz que en #ProyectoOscuridad. Ser estúpida, se llama. La buena decisión fue abandonar la relectura. Tenía muchas ganas de releerla pero prioricé mi salud mental y no quería agregar más problemas de los que ya tengo.

La maratón me dejó muy hypeada, y me regaló lindos grupos de whatsapp en los que hablamos de escritura y de juntarnos a escribir.
Espero terminar #ProyectoOscuridad este año como era mi meta. Aún tengo esperanza.

A mitad de carrera de la #MMEUY

Pasamos la mitad de la mega maratón de escritura y en esta entrada les vengo a contar lo que he logrado hasta el momento y lo que espero lograr en la segunda mitad.

A pesar de que hasta el momento no escribí tanto, igual fue productivo. Si hubiera elegido el objetivo 40 mil palabras, ahora me faltarían... 40 mil palabras jaja no pero casi. Pero como elegí el objetivo Terminar un proyecto, considero que estoy bastante bien. Hasta el momento conseguí desarrollar todos los personajes principales y la mayoría de los secundarios, solo me quedan unos cuantos que van a tener poca participación en la historia. Hice toda casi toda la investigación, aunque sé que a medida que escriba voy a querer confirmar detalles; sé que va a ser así porque no me gusta que nada quede librado al azar y que todo tenga un motivo de ser.
Además de la investigación, terminé la escaleta y para mí eso es MUCHO porque tenía partes en las que estaba realmente bloqueada. Voy a aclarar que, si bien me considero mapa, no soy de los escritores mapas obsesivos que sus escaletas son mas grandes que la novela. Mi escaleta tiene bastante detalle en ciertas situaciones: qué va a pasar, cómo se sienten los personajes, cómo van a reaccionar, pero en la mayoría de los casos no dice las palabras exactas que voy a usar para una descripción o una conversación.

Por otro lado, además de la escritura en sí, en este medio mes pude tener muchas lindas experiencias de escribir en compañía de otra gente y de compartir mucho de mi novela por redes sociales.
Me da lástima no haberle podido dedicar tanto tiempo como me hubiera gustado porque este mes ha sido complicado, he tenido bastantes actividades y no pude usar el mes de julio para adelantar cosas que tenía que hacer en agosto.

Lo que espero para lo que resta del mes es ser mucho más productiva. Ahora la mayoría que me queda es escribir (dah, en serio?) pero al tener la escaleta completa, puedo evitar esos momentos de vacío existencial de no saber qué escribir o no saber qué va a pasar. Como en breve empiezo las clases y tengo varias horas intermedias libres, eso también me va a permitir escribir más.
Así que espero aún unos mejores días de lo que queda de agosto. No creo poder cumplir el objetivo de terminar #ProyectoOscuridad pero espero estar lo más cerca posible del final.

¿A ustedes cómo les está yendo?